Hasta ahora solo habíamos podido concebir la realidad virtual como algo relacionado con las películas de ciencia ficción; la hemos visto tantas veces que parece que forma parte de nosotros pero, a la hora de la verdad, todavía quedaba algún tiempo para que se hiciera posible.

Algunas veces ha intentado penetrar en el mercado… sin embargo, debido a las altas limitaciones de entonces se convertiría en algo poco atractivo.
¡Ya es un hecho! ¡La realidad virtual ha llegado para quedarse!
Algunos gigantes como Google, Facebook o Microsoft están preparando sus armas en las que están prestando atención hasta el más mínimo detalle. En uno de los factores clave en los que se trabaja con más ahínco es en el precio: se quiere conseguir que esa tecnología salga del taller a un costo más o menos asequible… eso si, sacrificando la mínima cantidad de opciones posible.
La idea es que tanto una empresa como un particular puedan tener acceso a esta tecnología.

Las empresas sitúan esta tecnología en su punto de mira

En este momento las grandes marcas se están centrando en analizar la tecnología para averiguar de qué manera la pueden llegar a utilizar en su provecho. Eso si, el objetivo primordial va a ser llegar al corazón del usuario ofreciéndole toda una serie de experiencias mucho más intensas y vividas de la que el producto o servicio a través de la publicidad actual puede llegar a ofrecerle.

Estamos pensando en toda una gran cantidad de aplicaciones para esta tecnología que van a revolucionar nuestra casa rural

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *