Hemos rehabilitado nuestras instalaciones para hacer de la experiencia del cliente algo más atractiva. En los últimos años habíamos tenido algunos problemas estructurales que, aunque antiestéticos, no alteraban la estructura del edificio. El problema es que no teníamos demasiado presupuesto para invertir en la remodelación por lo que siempre lo estábamos retrasando. Llegamos hasta a un punto en el que una clínica especializada en el ámbito del aumento de senos nos llegó a decir que nos compraba el terreno para poder demoler la construcción y ampliar su clínica.

Estuvimos muy tentados de aceptar pero, justamente en ese momento, nuestros clientes aumentaron y poco a poco conseguimos el dinero necesario para poder hacer estas obras sin tener que arruinarnos. Estuvimos a punto de meter la pata pero gracias a que la suerte nos sonrió en el mejor momento posible, no lo hicimos.

Hace unos meses empezamos con las obras de rehabilitación y ya están casi a punto de ser terminadas.

Ahora bien, nuestra casa rural siempre se ha caracterizado por tener un estilo muy clásico. Hemos sido muy tajantes con la constructora en que en todo momento se tendría que respetar este estilo… pero no solo eso, si no que también se tenían que añadir algunos instrumentos modernos. La idea era conseguir un estilo vanguardista de lo más especial que no dejase a nadie indiferente.

A pesar de que hemos ido controlando las obras poco a poco, no ha sido hasta que han terminado cuando hemos podido hacer finalmente la valoración final. Ya os decimos que nos hemos quedado completamente sorprendidos del resultado tan especial.

Si en algún momento dudamos si la obra había sido o no una buena inversión, ahora esta idea la hemos desechado completamente de nuestra mente. Tenemos unas instalaciones que nunca habríamos creído posibles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *